Análisis Literario | Truman Capote: Miriam

Análisis Literario | Truman Capote: Miriam

Truman Capote nace en Nueva Orleans, Luisiana, el 30 de septiembre de 1924. De familia humilde, tuvo una infancia solitaria a causa del divorcio de sus padres en una granja al sur de Estados Unidos. A muy temprana edad comenzó a escribir para escapar del aburrimiento y la soledad que le hacían sentir la poca atención provista por sus padres. A los 18 años consiguió un trabajo en el New York Times, que consistía según Truman en “seleccionar y recortar tiras cómicas de periódicos”. Luego de unos años, decidió renunciar a su trabajo para empezar a publicar sus obras. La primera de ellas fue Miriam (de la cual hablaremos en el presente artículo), con este cuento consiguió captar la atención de la critica, publicar en una importante revista y ganar el premio O. Henry.

Luego de su éxito inicial, siguió publicando sus trabajos. Su evolución lo lleva a mezclar su pasión por el periodismo y la literatura, siendo uno de los pioneros en el género de la non-ficcion novel y precursor del Nuevo Periodismo Estadounidense. Su estilo misterioso, introspectivo y gótico nos recuerda a un Poe, pero más contemporáneo y profundo en la psicología de sus personajes.

Muere en Los Ángeles, California, el 25 de agosto de 1984, luego de perder su lucha contra un cáncer de hígado.


Miriam

Miriam es el primer cuento conocido de Truman Capote. Fue publicado por Madmoiselle Magazine y arrancó aplausos por parte del público. Etiquetado por la crítica como “El Poe jóven”, crea una atmósfera oscura, introspectiva y de mucha densidad donde desarrolla la descripción psicológica de sus personajes.

El Relato cuenta la historia de una viuda que ve interrumpida su aburrida cotidianidad por una misteriosa niña que desea quedarse a vivir con ella. La conoce una noche a las puertas del cine, luego aparece misteriosamente en la puerta de su casa, para luego querer quedarse en ella permanentemente.

El primer párrafo del cuento sirve perfectamente para dibujarnos un ambiente nublado, con una nieve ligera pero oscura que impide tan siquiera imaginarnos cómo podría ser el párrafo siguiente. Luego de describir perfectamente a la viuda y su vida llena de hábitos inquebrantables, procede a darle vida a la acción narrativa; esta sólo se ve interrumpida por pequeñas descripciones del ambiente que rodea la trama, y estados mentales de los personajes.

No queda claro desde un primer momento qué es lo que esta sucediendo. El autor suelta grano a grano las piezas que faltan para lograr construir un contexto que el lector pueda usar para darle sentido a la trama. Esa manera de escribir hace que el lector se mantenga pegado a las líneas, párrafo a párrafo devora el texto en búsqueda de significados en una historia que a medida que pasa el tiempo empieza a moverse en un entorno mágico, ficticio y hasta fantasioso. El lector, engañado, cree falsamente que sabe dónde esta parado y a qué clase de lectura enfrenta; pero pronto el realismo de las descripciones choca con lo que se esperaba, logrando mantener en duda al lector. Al final, esa duda se transforma en miedo, suspenso, una clase de asfixia a falta de control por el futuro. Parafraseando un poco la crítica literaria de su época… un sentimiento muy conocido por aquellos lectores de Poe.

Miriam es una historia maravillosa, corta e ideal para antes de dormir. Las diversas interpretaciones posibles te acompañarán en la cama impidiéndote dormir. Un texto recomendado al 100%.

Si desean leerlo, hagan clic en el siguiente enlace:

Miriam

The following two tabs change content below.
Músico, flautista, arreglista y escritor. Since 1995. Caracas, Venezuela

Latest posts by Miguel Vargas (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.