Bocetos De Sueños Escritos | La Riqueza Relativa

Una de mis fuentes de ingreso es realizar arreglos, composiciones y grabaciones por encargo. He tenido la maravillosa oportunidad de trabajar con personas al rededor del mundo, Reino Unido, USA, Korea y Kazajistán  son algunos de los lugares donde viven mis clientes.

Ante tanta diversidad, me he conseguido con una heterogénea cantidad de retos musicales, cada uno con sus exigencias técnicas distintas y estilos muchas veces antagónicos. Esto me ha obligado a estudiar mucho, a escuchar mucha música y analizar cada una de las expresiones folklóricas de estos países. Ha sido una experiencia completamente enriquecedora.

Sin embargo, no solo la diversidad se consigue en la música, también se puede apreciar en los distintos presupuestos que maneja cada quien. Para algún cliente en el Reino Unido 5$ extra no significan mucho, pero para alguien en la India, puede representar el doble de su presupuesto disponible.

Vivimos en un mundo altamente desequilibrado, con una cantidad de recursos incontables pero eso sí… mal distribuidos.

En mi país, la vida cada vez es más costosa, incluso si la medimos en dólares, eso tiene que ver con los desequilibrios de la oferta y la demanda y el ingreso de dinero por parte de las remesas familiares provenientes del extranjero(pero eso ya será motivo de alguna otra publicación, no quiero desviarme del tema). Antes, digamos hace medio año, una persona soltera y sin pasivos qué cubrir, tendría que generar aproximadamente unos 30$ a 40$ al mes para cubrir sus gastos más básicos, comida, techo y transporte. Esos mismos 40$ representarían una cena para una persona en un restaurante de gama media en la ciudad de Nueva York.

Hablamos que, el dinero que necesita una persona para comerse un buen bistek con alguna ensalada con nombre extravagante, es el mismo que necesita un hombre en Venezuela para poder alimentarse durante todo un mes. Vivimos en un mundo de locos, y poder trabajar para personas al rededor de él, me ha hecho confirmar lo muy desequilibrados que estamos.

Este boceto de sueños puede que sea más realista que utópico. No sueño con un mundo perfectamente equilibrado donde todos tengamos lo necesario para vivir y la pobreza no exista. Si creo que a pedida que pase el tiempo y las tecnologías permitan una mayor productividad a menos tiempo e inversión de recursos, veremos un cambio en el concepto de “pobreza”.  Yo tan solo sueño con vivir en un lugar donde me sienta tranquilo, seguro y donde mi hijo pueda salir a la calle a jugar sin que yo tenga el miedo y la preocupación por su integridad física. Para eso trabajo con personas de todas partes del mundo, aceptando buenos y malos presupuestos, aprendiendo y creciendo. Tengo fe que rendirá sus frutos todo este trabajo y queda este artículo como prueba de ello para mi yo del futuro. Espero pronto estar leyendo de nuevo estas líneas en un par de años, y sonreír al ver lo mucho que he avanzado.

Bendiciones a todos mis lectores, aquellos que viven la misma lucha que yo. Para ellos, mi más fuerte abrazo y palabras de aliento. Juntos somos más fuertes.

The following two tabs change content below.
Músico, flautista, arreglista y escritor. Since 1995. Caracas, Venezuela

Latest posts by Miguel Vargas (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.