De Vuelta a Casa

No, no he viajado. Tengo eso pendiente a causa de las fiestas navideñas, pero aún no lo hago. No me he movido de mi computadora dentro del lugar donde vivo pero siento que estoy regresando a casa.

La vida en el país donde vivo, como muchos ya lo sabrán, es complicada. Tenemos sueños, metas y hasta las más sencillas se convierten en toda una odisea para hacer realidad. El tiempo es dinero, y el dinero es vital en este país.

Tiempo y dinero es lo que me ha faltado para regresar a casa en toda regla, tiempo para dedicarle a quienes considero compañeros y amigos, dinero para poder estar tranquilo mientras dedico parte de mi vida a compartir música, historias y escuchar a otros.

Pero he regresado, con ganas de aprender a organizarme mejor para administrar mejor las 24 horas que nos toca a todos al día, y con la fe de que un tiempo bien invertido, trae como consecuencia el mejoramiento de tu situación económica.

Mi casa, tu casa. Las diversas comunidades que hacen vida en esta maravillosa plataforma es lo que considero mi hogar. Bueno… no quiero sonar dramático o como un hombre sin una vida off-chain, de hecho, es esa vida off-chain la que me ha mantenido un tanto alejado de este mundo, pero no quiero quitarle peso a lo que significa construir una comunidad.

El mundo crypto es complejo, hay cientos de criptomonedas, cientos de opciones para invertir tu dinero. Sin embargo, muy pocas pueden decir que tienen a una verdadera comunidad apoyándolas. Y digo “verdadera” en vez de “grande” porque ambas cualidades funcionan para dos aspectos distintos del negocio. La segunda atrae personas, la primera las retiene en el lugar.

Somos seres gregarios, vivimos en ciudades, queremos estar junto a nuestros semejantes pues nos genera cierto sentimiento de seguridad, confort y compañía. He tenido la oportunidad de conocer tanta gente maravillosa en este lugar, que puedo decir que me siento parte de este maravilloso ecosistema. Tendrá sus altibajos como cualquier sociedad del planeta tierra, pero en definitiva juntos estamos construyendo un nuevo paradigma de lo que son las redes sociales, la valoración del conocimiento y el arte, y la censura.

He vuelto a casa, y me siento muy feliz por ello. Este blog ha vuelto a su actividad usual. Nos seguimos leyendo.

 

The following two tabs change content below.
Músico, flautista, arreglista y escritor. Since 1995. Caracas, Venezuela

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.