ULOG #10 | Creando Hábitos Nuevos

Luego de una semana entera sin sentarme a escribir en mi blog, acá me tienen de nuevo para el deleite de pocos, y la indeferencia de la mayoría.

¿Qué hacía durante todo este tiempo? Pues colapsar básicamente. Actualmente mi ingreso económico principal es el freelancing musical, gracias a Dios me salieron un par de proyectos buenos la semana pasada que ocuparon todo mi tiempo y tranquilidad. Durante esa semana vi cómo mi tiempo libre desapareció, cómo me vi obligado a dejar de hacer muchas de las cosas que me gustan (como escribir por este medio) para enfocarme solo en mis obligaciones más imperantes y los proyectos a entregar con plazos bastante ajustados.

Me di cuenta que hay una importante fracción de mi tiempo disponible diariamente que se desperdicia en pensamientos inútiles, preocupaciones en su mayoría destinadas a angustiarme por las muchas cosas que me quedan por hacer. Más o menos la cosa va así: termino una tarea, luego pienso en qué debo hacer a continuación y pienso a enumerar una lista interminable de tareas pendientes, lo cual me hace angustiarme bastante, al finalizar la lista, quedo algo confuso de por dónde empezar, así que vuelvo a enumerar la lista por segunda vez, así, repítase hasta el infinito. Definitivamente pensar en lo mucho que hay por hacer mientras no se hace nada, es una de las cosas más efectivas contra la eficacia y productividad diaria.

Entendí que debía concentrarme en una cosa a la vez, olvidar mientras esté realizando una tarea la existencia de la larga lista y hacer como si solo debo hacer una actividad. Eso me da la tranquilidad y calma mental para poder concentrarme mejor en lo que hago. Funcionó, pero apareció un nuevo problema. La impaciencia y el aburrimiento.

Resulta que enfocarse en una sola cosa durante un tiempo relativamente prolongado es una de las cosas que más se me hace difícil hacer, no más hago sentarme a escribir un par de líneas, y ya estoy teniendo ganas de ir al baño, de tomar agua, de comer, de hacerme alguna merienda, de ver un video en youtube o simplemente de realizar otra tarea; esto hace que el concentrarme completamente en una sola tarea sea un reto titánico. Una vez más, San Google fue la respuesta a todos mis males.

Poniendo en reproducción automática una lista de videos en youtube con temas relacionados a la programación y el desarrollo web, empezó a sonar una especie de reflexión dada por uno de los profesores de programación que más estimo de la plataforma. Estaba hablando sobre precisamente mi problema: “Cómo concentrarse en una sola actividad a la vez”. Durante 35 minutos de mi vida pude escuchar la opinión de esta persona sobre la importancia que tiene el concentrarse en una sola cosa a la vez.

Vivimos en un mundo muy veloz, una vorágine de eventos que nos atrapan en su rapidez y vertiginosidad. Estamos almorzando, mientras el noticiero de la tv cuenta los hechos del día anterior, mantenemos la computadora prendida esperando un correo electrónico y también tenemos el celular en la mano revisando nuestras redes sociales. Nos enseñan que mientras más cosas mejor, que mientras mejor tengas tu “atención múltiple”, mejor te irá; pero lo cierto es que, si te pide tu esposa o marido que le pases la mantequilla, tu cerebro colapsará entre tantos electromésticos al intentar agregar una tarea más a la telaraña de cosas que suceden.

La persona que vi en aquel video, no inventaba nada nuevo. ¡Los chinos y los indúes tienen gritándonos a los occidentales lo mismo desde hace unos 5 mil años! Movidas como el mind-fullness o concentración plena, no son más que versiones modernizadas del Tao- Tse, o las reflexiones de los dioses indúes sobre la importancia de vivir el presente.

Si hay algo que debo aceptar, es que el proceso de concentrarse en una sola cosa a la vez y de manera plena, es cuestión de hábito. No se construye de la noche a la mañana, la paciencia y la disciplina me permitirán alcanzar mis objetivos tras repetir y repetir aquello que deseo alcanzar.

Por lo pronto les estaré contando cómo va la cosa. Hoy fue un buen día, entregué un proyecto, recibí una muy buena impresión por parte del cliente y estudié flauta bastante concentrado en comparación a días anteriores. Espero poder seguir haciendo un registro de cómo me va por este medio y así poder medir los avances de aquí a unos meses.

The following two tabs change content below.
Músico, flautista, arreglista y escritor. Since 1995. Caracas, Venezuela

Latest posts by Miguel Vargas (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.