ULOG #11 | Retomando Las Clases De Flauta

Para nadie es un secreto la terrible crisis migratoria que sufre mi país Venezuela. Aproximadamente el 10% de la población a huido del país según las últimas cifras oficiales publicadas a principios de este año ( supongo que el porcentaje debe ser aún mayor en la actualidad). Emigran todos, profesionales, técnicos, bachilleres, obreros, todos sin importar en qué condiciones; por avión por barco, por autobuses y hasta caminando.

Los músicos no han sido la excepción en esta crisis migratoria. Las orquestas aperturan audiciones para nuevos ingresos cada tres meses, renovando su plantilla constantemente a causa de las renuncias de aquellos que se ven obligados a hacer música en otros países. Tanto los músicos de atril, como los solistas, como los maestros, han salido en bandadas en búsqueda de mejores oportunidades y futuros.

Mis maestros de flauta están dentro de las estadísticas de los exiliados. En un solo año, se me fueron dos, y al año siguiente el tercero. Luego de un tiempo de vacaciones e introspección musical, decidí que era tiempo de buscar un nuevo maestro para continuar mi camino por el mundo flautístico.

Toqué puertas, y la semana pasada fue mi primera clase oficial con este nuevo maestro. Él me escuchó hace un par de años, cuando recién mi lesión había arrasado con mi sonido y fue muy pero que muy amable conmigo haciéndome sentir cómodo a pesar de las circunstancias. Al escucharme, su sorpresa fue enorme, interrumpió mi ejecución y me dijo: “¡Muchacho, tu avance en comparación a la última vez que te escuché ha sido enorme! Ven acá, déjame felicitarte”. Y así fue como un fuerte apretón de manos hizo sonreír mi corazón y confirmar que si, si estaba avanzando, más de lo que me había permitido aceptar.

La clase prosiguió rápidamente, y luego de un pequeño resumen de todo mi repertorio entre obras, estudios y libros de técnica. El maestro me envió una cantidad nada despreciable de tarea por realizar: Dos caprichos de Karl-Elerg, Concierto en Re mayor de Mozart y una pieza contemporánea que olvidé su nombre completamente (ya después me tocará escribirle para buscarla).

Un montón, un montón de música. Un verdadero reto que, estoy contento de afrontar, más no presionado por lograr. Me siento cómodo, siento que aprenderé, que estoy junto a alguien que comprende mi condición y me apoyará en este caminar tan especial.

Estoy pensando en grabar y compartir con todos ustedes cada una de las obras que voy trabajando. Estoy esperando un micrófono de mejor calidad que el que tengo ahora para empezar a grabar como loco todo lo que haga. Creo que les va a gustar. Para mí será todo un honor compartir con ustedes todos mis avances.

 

The following two tabs change content below.
Músico, flautista, arreglista y escritor. Since 1995. Caracas, Venezuela

Latest posts by Miguel Vargas (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.